• Ya está aquí la navidad !

    Feliz Navidad Argonauta en la pecera 2016
    Ya estamos casi en Nochebuena. No me lo puedo creer. Acabo de venir del mercado de comprar mi pescadito y demás fruslerías para la semana y se me ha ocurrido salir abrigada cual corresponde al mes de diciembre que estamos, es decir con bufanda al cuello y al uso, y chaquetón tres cuartos. Joer: como diría un amigo mío un poco bastillo, y cáspitas (esto es de mi propia cosecha), he llegado a casa tan colorada, que parecía que me había vuelto a dar un sarampión, cosa médicamente imposible, pero de sensaciones parecidísimas. 

    No lo entiendo: casi me ha dado un jamacuco esperando que me descamaran mi lubina salvaje y a punto he estado de meter el chaquetón y la pasmina en el carrito de las viandas mientras esperaba a que me quitaran la piel al pollo campero, mientras llamaba desde el móvil para pedir hora a la depiladora pues igual el domingo me entran ganas después de depositar mi voto, de irme a tomar el solecillo a la playa con bikini incluido, pues con estas temperaturas no es para menos.

    Esto no me gusta nada y me desconcierta pues yo ya no pido una Navidad mirando desde los cristales como caen los copos de nieve mientras cantamos el Tamborilero, por decir un villancico chulo y precioso, y más si lo canta Rafael con “pe”; yo sólo pido un poquito de frío. Salir a la calle con una bufanda y bien abrigadita, con mis guantes de lana y que cada conocido que encontremos y nos deseemos “Molts d’anys” y “Felicidad” lo hagamos sacando mucho humo blanco de las bocas. Eso sí da sensación de Navidad y de Fiestas.

    Pero no, parece que las previsiones son de temperaturas muy superiores a las normales. Así que en previsión de que no me dé un ataque de nostalgia siberiana, he comprado unos cientos de copos muy blancos y muy artificiales para pegar en los cristales, en una tienda de “los chinos” (que todo el mundo despotrica de ellas, pero todavía no conozco a nadie que no haya sucumbido a sus encantos de barato, práctico y que hay de todo, eso sí, siempre en el primer pasillo, al fondo y a la derecha). 

    Pues eso que cuando las pegue, va a pasar en casa igual que cuando puse la semana pasada en la barandilla de la terraza unas luces horribles de cuatro colores y parpadeando cual ataque epiléptico. En casa viéndolas de lejos se creyeron que eran de los vecinos de enfrente y exclamaron: “vaya horterada han puesto los vecinos, qué horror, cómo se puede tener tan mal gusto”, mientras yo, esta vez sí, me daba el jamacuco del ataque de risa de pensar cuando se enteraran que los horteras éramos nosotros. 

    Entonces, puestos a ser horteras pongo los copos en todos los cristales mañana mientras no haya nadie, y me quedo tan pancha y tan feliz, esperando a la noche que brillen cual estrellas fugaces. Cuando vean el efecto de los copos y detrás las luces parpadeando, se quedarán estupefactos y seguro que se mueren de vergüenza. Pero es que a original nadie me gana.

    Así que aprovechando que ya estamos a tres días para celebrar la Nochebuena, quiero a través de este blog desearos lo que yo a estas alturas de curso deseo a todas las personas a las que quiero mucho, y más a las que tienen la paciencia de leerme, y es que tengamos mucha SALUD, nosotros y nuestras familias y así poder disfrutar de las cosas tan bonitas que nos regala y nos va a seguir regalando la vida. Entre ellas algo chiquitito pero muy importante para mí, que es el poder compartir mis vivencias con vosotros.

    FELIZ NAVIDAD!!!!! y MEJOR AÑO NUEVO!!!!!  con todo mi cariño y de todo corazón para todos vosotros.



  • Puede interesarte

    2 comentarios:

    1. Muy bonitos los deseos y precioso Belén. Yo también deseo que haga frío. besos. Y Feliz Navidad también para tu familia.

      ResponderEliminar