• Rosbif al vino tinto


    Rosbif al vino tinto
    Os voy a dar una receta muy práctica y un poco diferente a la manera en que habitualmente se hacen los rosbifs. 

    Ésta es rápida de hacer y no hace falta sellar antes la carne en una sartén.

    Ingredientes para seis personas

    1 solomillo de ternera de 1 kg.

    Mostaza.

    1 vaso de vino tinto.

    20 gramos mantequilla.

    1 cucharada de concentrado de carne Bovril. Ese del anuncio de hace muchos años que decía….‘concentradoooo estoy’..

    El zumo de medio limón.

    Sal y pimienta.

    Ingredientes del Rosbif al vino tinto

    Elaboración

    En la carnicería compré este solomillo que pesaba casi un kilo. Me gusta más que no sea de la parte de la cola, pero como no lo había encargado, así me lo llevé. Le pedí a mi carnicera que me lo atara con cuerda para asarlo.

    Yo normalmente lo adobo la noche anterior para que coja más sabor.

    Primero lo salpimentó y después lo unto bien untado con mostaza. A mí personalmente me gusta mucho emplear en este caso la mostaza ‘a l’Ancienne’ que es la que tiene los granos más gruesos. 

    Guardo así el rosbif en la nevera toda la noche, tapado con un film.

    Solomillo untado con mostaza

    Al día siguiente, un cuarto de hora antes preparo el horno poniéndolo a 200 grados y en el punto de aire abajo y arriba y con ventilador. 

    Cada horno es un mundo, y cada persona ya le ha cogido el tranquillo al suyo y sabrá perfectamente qué manera de hacerlo, pero por si acaso os lo señalo.

    Temperatura del horno

    Mientras tanto he metido el rosbif en una fuente de horno, y lo primero que añado es el vino tinto. (viene a ser más o menos un vaso de los de cuarto de litro, que os tiene que equivaler a un dedo de altura en el recipiente, no pongáis mucho más).

    Añadiendo el vino al solomillo

    Después exprimo el zumo del medio limón por encima del rosbif, e incorporo la mantequilla y una cucharadita del concentrado de Bovril tan pegajoso y que cuesta un montón que caiga, pero con un par de golpecitos se os caerá cual plomada.

    Exprimiendo el zumo del medio limón

    Incorporando la mantequilla

    Añadiendo el concentrado de Brovil

    Ahora ya lo tenemos con todos los ingredientes y directo al horno.

    Rosbif en el horno

    El tiempo de cocción de los rosbifs varía y cada ‘maestro tiene su librillo’. En mi caso lo tengo claro:

    20 minutos por kilo (para un rosbif crudito por dentro, tal como el que hoy voy a hacer pues en casa les gusta casi crudo).

    28 minutos por kilo (para un rosbif tirando a crudo pero rosita por dentro).

    32 minutos por kilo (para un rosbif que por dentro esté rosa).

    Ya os digo que como como el mío pesa casi un kilo lo voy a poner diez minutos por un lado, y al cabo de este tiempo le doy la vuelta y otros diez minutos más). 

    Me he puesto la manopla pues a veces cojo el mismo paño de la cocina, y como está húmedo me he quemado en algunas ocasiones y hay que evitar accidentes. 

    Lo que empleemos para manejar rejilla, etc, siempre muy seco.

    Retirando el rosbif del horno

    Cuando ya han pasado los diez minutos restantes, suelo pincharlo con un palillo de madera en este caso me ha salido un poco de jugo constante, por lo que quiere decir que el rosbif está crudito tal como lo quieren en casa. 

    Para que os quede rosa y no crudo, además del tiempo, al pincharlo os tiene que salir solo una gotita de jugo rosa y nada más. Y si lo queréis más hecho no tiene que salir nada.

    Ya tenemos el rosbif cocinado.

    Rosbif terminado

    Ahora suelo dejar que repose un poco, y lo que hago cuando ya no está tan caliente es quitarle la cuerda.

    Retirando la cuerda del rosbif

    Después saco la salsa que me ha quedado y la pongo en un cacito para calentarla cuando vayamos a sacarla a la mesa. (si os ha quedado muy clarita, un truco es añadirle un poco más de mantequilla, y si os ha quedado muy poca, añadirle un poco más de vino y volverla a calentar).

    Calentando la salsa en un cazo
     
    Ya sólo queda cortarlo. 

    En casa nos gusta en finísimas lonchas por lo que empleo el cuchillo eléctrico.

    Cortando el rosbif

    Para acompañamiento, os puedo dar varias ideas que seguro que vosotros las tenéis muy claras.

    Quizás cuando tengo invitados, la más sugerente es un puré de patata, y por ejemplo un ramito de judías verdes finitas ataditas con un cordoncito, queda muy bonito.

    También con unos champiñones laminados es muy equilibrado.

    Espero que os guste esta versión sencilla y diferente del rosbif.

    ¡Bon profit amig@s!.




  • Puede interesarte

    7 comentarios:

    1. Tiene muy buena pinta......

      ResponderEliminar
    2. Y mejor sabor....Muchas gracias por tu comentario!!!!

      ResponderEliminar
    3. ¡Hola, Pececito!
      ¡Pero que buena pinta tiene esta carne! Seguro que tiene un sabor espectacular. Aunque a mí me gusta sellarla después de embadurnarla con la mostaza y luego meterla en el horno; probaré a hacerla así. A ver si así me ahorro el paso más engorroso de su elaboración.
      Glu glu, Pececito.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Muchísimas gracias por tu comentario. Esta receta la probé dos veces en una casa que la hacían casi cuando llegábamos los invitados y me pareció facilísima. Lo único es que no creo que con otra carne que no sea solomillo (que se deshace en la boca) quede tan bien. En casa mi madre la hacía como dices tu. En una sartén de esas antiguas, recuerdo como sellaba la carne y después la metía en el horno. Ella lo hacía cuando pesaba un kilo veinte minutos por cada lado. La mía, como has visto ha quedado crudita y la verdad es que yo prefiero tomarla más rosadita pero como a las 'niñas' les gusta así, lo hago a su gusto, pero cuando tengo invitados la suelo poner cinco minutos más por cada lado.
        Realmente no sellando la carne se pierden bastantes jugos pero también es verdad que se quedan en la salsa.
        Estaba muy rico, glu glu glu. Gracias de nuevo!!!!

        Eliminar
    4. Tiene muy buena pinta!! Probaré hacerla como dices que seguro que estará para chuparse los dedos!!
      Gracias Mila por todas las buenas y fáciles recetas que nos das!
      Ya sabes... en la montaña te tocará!!
      Besos

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Muchisimas gracias a ti por tu comentario. Pero los entrecotts que haces me encantan!!!! No necesito rosbiffs.. un besazo.

        Eliminar
    5. Lo hice ayer sábado como tu lo has dicho y me salio de rechupete. les gusto mucho a mis amigos. Gracias Milagros.

      ResponderEliminar