• ¡Ay, playa, playita, playa, quién te ha visto y quién te ve!




    Mis salidas fuera de mi pecera estas últimas semanas, han sido suculentas en muchos aspectos. 

    Fruto de ello ha sido mi ausencia de entradas en mi blog.  Vaguería supina.  No tengo excusa.   Pero también los pececitos tenemos derecho a alguna salidita que otra. ¿no? Glu, glu, y glu….

    Sigo teniendo operarios en mi casa y todavía queda, pero la cosa va viento en popa y a toda vela. 

    Pero ello me ha dejado mucho tiempo para otras actividades extrapeceriles. Por ejemplo, varias salidas a la playa.

    Las primeras con todavía un poquito de frío (hasta metí un momento los dedos de los pies en la arena para que estuvieran un poco más calentitos, con eso os digo todo), y otras con días más soleados.  Muy tranquilitas y con mucho relax y muy buena compañía. 

    El día del frío, mi amiga me avisaba de que se nos estaba quedando una voz de ‘moco’ tremenda.  Y era verdad.  No sé cómo no cogimos un resfriado de esos de aúpa.
    Pero las dos últimas, me han hecho comprobar tristemente, que ha llegado el verano o está a punto: un calor soportable pues había brisa, gente alrededor pero no excesiva, pero lo de que no se libra uno en esta Isla y supongo que en todas las playas donde haya mucho turismo, es del bombardeo de:

    Melone, melone, coco, ananás, sandia….’ a grito pelado y dejándote casi sorda (el vendedor de fruta con carretilla que pasa por delante tres o cuatro veces, si no te toca la lotería y se para al lado tuyo).

    Después tenemos el paseíllo de siete u ocho o tropecientas chicas orientales ofreciendo ‘masssage….massage….’

    Cuando ya crees que te has librado de la venta ambulante y los masajes, pasa el de los pareos, que aunque te vea tumbada en tu hamaca con los ojos cerrados notas que alguien te tapa el sol y te roza un pareo gigantesco, fruto del tamaño y del viento, al mismo tiempo que oyes ‘bonito…bonito… barato…barato’. 

    Y no acaba así la cosa, pues pasan los dos o las dos que gritan: ‘water, cola, lemon, birra, ….’ (llevando una nevera azul inmensa con tapa blanca y con pajitas en la mano para ofrecer al futuro comprador).

    Yo, cansada de mover la cabeza de derecha a izquierda y viceversa, ya opto por hacer con la mano el signo de ‘NO’ pues se supone que la playa es: calma, sosiego, paz, tranquilidad, escuchar el ruido del mar y si hay brisita, dar gracias a Dios de vivir en esta preciosa isla. 
     
    Pero hoy tenía al mismo tiempo, al del pareo agachado al lado mío, al gritón del ‘melone, coco, ananás’ parado justo delante de mí con su carretilla y con su cantinela continua, a otro vendedor que llevaba sombrillas medio abierta que casi me ha dado en la cabeza; a la de que ya le había dicho antes que no y me debe ver muy necesita de masajes.  ¡Claro que los necesito!  ¡Y tanto!  Puesto que eso parecía más el Gran Bazar turco en plan ambulante en lugar de una playa.

    Con lo a gustito que estaba yo con mi bikini nuevo, mi pareo rosa que mis queridas amigas gemelas me trajeron de Hawáii, y con mi toalla chulísima de mi siempre añoradísima y querida Pilar, y mis kilitos (o kilazos) de más al sol, para que te venga el mercado ambulante entero a tu hamaca y a pie de obra (nunca mejor dicho dado el estado de mi casa).

    Así que he decidido que cuando vaya sola a la playa, voy a poner en mi hamaca un cartel que diga algo así como no comprar, no comprar, no necesitar nada’, como en las puertas de los edificios que ponen ‘esta comunidad no admite publicidad’.
    A ver si me libro de ello.  Qué alivio me daría y nos daría a tod@s.


    P.D.  Confesión de pececita: He visto algún programa de Supervivientes.  Sí, lo admito.  Y bueno….¡ya quisieran todos los que han ido a ese ‘reality show’’ ser supervivientes de verdad.

    Como gran cinéfila que soy recomiendo que todos ellos vean la película del gran Tom Hanks, llamada ‘Naúfrago’ y aprendan (¿Cómo puede un solo actor mantenernos atentos y entretenidísimos durante más de una hora él solito y nadie más: Extraordinario!). 


  • Puede interesarte

    14 comentarios:

    1. Lo que dices ocurre en las playas de Mallorca, en Canarias, en Marruecos, Túnez, etc, pues la venta ambulante siempre está ahí pero aunque la policía la prohíba cada año profilefan más y más. A mí un numero normal no me importa pero es verdad que últimamente se ha incrementado una barbaridad. Será por la cantidad de inmigrantes que hay. Y los manteros lo mismo. En Barcelona tenemos todos al lado del puerto una avalancha impresionante. Y mi familia en Palma me dice que sufren lo mismo que tu. A ver si el nuevo Gobierno lo arregla.

      ResponderEliminar
    2. Gracias por tu comentario. La verdad es que yo creo que es en las playas más populares y que están cerca de la Isla, tipo El Arenal, Can Pere Antoni, etc, pues he ido a algunas que no había casi ningún vendedor ambulante y menos si vs un día entre semana.
      Pero el otro día realmente que fue el primer día de calor, calor, me sentí muy agobiada. Ya no conté, los vendedores de gafas, los ticketeros del Arenal que ahora ya por edad no me dejan publicidad pero que hace años todo el rato te dejaban publi al lado dela toalla (al menos no molestan), etc.
      Yo he visto de vez en cuando redadas pero al día siguiente, vuelta a empezar. Si de verdad se quisiera erradicar bastaría con que policías vestidos de 'baño' es decir, en bermudas y camiseta se pasearan por la orilla. Allí los verían a todos. Un abrazo y de nuevo gracias.

      ResponderEliminar
    3. La pura realidad... calitas Mila... cañitas!. Nos vemos soon. M. Antònia.

      ResponderEliminar
    4. Lo que realmente tienes que hacer es meterte en una burbuja de esas que montan para los bebés y allí como eres chiquitita y no se te ve pasarás desapercibida. Seguro que esto no ocurre en las bonitas Playas de Muro,Alcudia, y las calas que llegábamos en barco desde el Puerto de Alcudia. Te tienes que desmarear y acompañar a esta tripulación. Me he sacado el 'patrona' y ya llevo mi pequeño barquito. Disfrutarás. Te prometo que no nos pararemos para comer para que no te marees. Iremos a calitas, chapuzón y vuelta a recorrer millas y millas. ¿Te apuntas amiga?

      ResponderEliminar
    5. Queridas M. Antònia y Patrona. Miles de gracias. Me apunto ya!!!! Fechas. Decidme fechas. Gracias de corazón. Un besazo a las dos. A lot of kisses.

      ResponderEliminar
    6. Aw, this was a really nice post. In idea I would like to put in writing like this moreover – taking time and precise effort to make a very good article… but what can I say… I procrastinate alot and certainly not appear to get something done. online casino real money

      ResponderEliminar
    7. Thank you very much for your comment. I was excited that you like it I encourage you to write, even if they are simple like the ones I write.

      ResponderEliminar
    8. Como la vida misma en plan playa. Y todas las personas del Acuarios y demás si mo encuentran trabajo ¿allí los tendremos?. Vendiendo pareos para sus jefes, pasando unos valores increíbles y llevàndose una miseria todos hacinados en un garaje. Y encima molestando a los tranquilos bañistas. Los pobres no tienen más salida. Hay que buscar soluciones. No puede ser estás playas mercados ambulantes.
      Me ha gustado tu escrito y me he reído pues me he visto a mí mismo.

      ResponderEliminar
    9. Gracias amigo por tu comentario. Te tengo que confesar que al cabo de dos días estando con más amigos en otra playa, compré una toalla preciosa de playa. Y que al cabo de dos días, compré dos más pues la vio una amiga y una hermana y quisieron también. Total que ya sólo me falta comprar, el coco coco melone, y la 'bier'. Por cierto el día primero, el negro quelas vendía se mareó y tuvimos que darle agua. Se quitó todo lo que llevaba y lo dejó en mi hamaca y le dije que se sentara y ayudándole a descargar me di cuenta del gran peso que lleva. Me estuvo explicando parte de por qué estaba allí y el horario y sobre todo las comisiones asquerosas que les daba el jefe.
      Al final nos hemos hecho amigos y cuando me ve me saluda. Pero ya no quiero más toallas (sirven de play, de toalla, de mantita, de cubrosofás…). Como ves al final como te digo hasta me daré un masaje. (Eso no creo). Un abrazo y de nuevo gracias.

      ResponderEliminar
    10. Como la vida misma. Vete a Marbella y fliparás en colores. Un desastre. Hogar dulce hogar. Aire acondicionado y manguerazo a tope.

      ResponderEliminar
    11. Ya ves que todos te decimos lo mismo. Vete en octubre a la playa o en mayo. Es una delicia.

      ResponderEliminar
    12. Ya veo que me ponéis lo dos últimos comentarios como la vida misma. ¿Os habéis puesto de acuerdo?. Ya sé que en el hogar se está muy bien pero teniendo en Mallorca tanta playa, un poquito de sol y un baño refrescante es una delicia. Este fin de semana me llevan a darme un chapuzón en aguas completamente cristalinas y sin ningún vendedor ambulante. Una delicia. Así no me podré quejar. Muchas gracias por vuestros comentarios.

      ResponderEliminar
    13. A la playa se va a descansar y disfrutar, los pareros gaferos fruteros y las masajistas son un autentico estorbo y una competencia desleal a los que tenemos nuestros negocios y pagamos todos los impuestos del mundo y mucho más. una autencia vergüenza que no halla los policías que los cogan y los lleven.Muchas veces se llevan la fruta o les piden papeles pero vuelta a empezar. ayer vi en la televisón que en unas playas de alicante van a sancionar a quien deje sillas en primera línea sin usar y a los que hagan castillos de arena. Y a los manteros etc, que. No hay derecho.

      ResponderEliminar
    14. Toda la razón de que es horrible el acoso de vendedores en las playas pues no se limitan a pasar sino que te preguntan y tienes que estar diciendo... 'no, gracias, no, no, no', pero también el otro día comiendo en un restaurante de Ciudad Jardín pasaron por la calle de Chipre como seis o siete vendedores que iban de restaurante en restaurante. Horrible. No creo que tenga solución. Son cientos y cientos y según me dijo un chico de Senegal tienen 'el Jefe' que les proporciona el material y los manda de 9 de la mañana a 7 de la tarde a que recorran las playas. Y en plan duro.... Gracias por tu comentario.

      ResponderEliminar